Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre mía, por todas las gracias que me disteis en el encuentro de las familias. No olvides mis súplicas. Y ayuda a los míos en sus enfermedades, trabajos… Y por mi matrimonio, para que sepamos trasmitir los valores cristianos.