Skip to content Skip to footer

Madre, mamá, siempre a tu lado, no me dejes… Ahora otra batallita, ya sabes, la casita blanca del pueblo… Si me das fuerzas y todo cuadra, la vendo… Ya sé que cuento Contigo. Te quiero… y me dicen que después de esta vida no hay otra… Entonces, ¿cuándo me encontraría yo contigo?