Skip to content Skip to footer

¡¡Madre!! Lo primero, Te doy las gracias por la buena acogida que me han dado, y te pido ayuda y fuerzas para empezar ahora yo el trabajo que me habéis encomendado Tu Hijo y Tú en esta ciudad, que me está pareciendo, dicho sea de paso, muy bonita y alegre. ¡Muchísimas gracias por todo!