Skip to content Skip to footer

Madre mía, gracias a ti en todas tus advocaciones. Gracias a ti en nuestra tierra elegida, en la que te presentaste en carne mortal. No olvides a tus hijos que te amamos desde nuestro corazon; te suplico que intercedas ante tu Hijo.