Skip to content Skip to footer

Querida Señora… Señora nuestra, multiplica el tiempo de mis hijos para que puedan estudiar sin dejar de acudir a la Santa Misa de cada día, rezar el rosario, estar cerca Tuyo. Ayúdalos e ilumínalos en sus estudios, especialmente a los universitarios. Sé que me escucharás porque tú también eres madre.