Skip to content Skip to footer

¡Madre! Mi corazón se rompe, ayúdame, me siento solo. Cambia la situación, que sé que Tú puedes. Muchas gracias y dile Felicidades a Jesús de mi parte. Cuéntaselo. Tú eres Su Madre y entenderá el dolor que siento. Con Vuestra ayuda lo conseguiré. Muchos besos. Prepararé el cumpleaños de Jesús lo mejor que pueda, díselo también. Que nunca me olvidaré de Él.