Skip to content Skip to footer

Madre, gracias por el día de ayer. Ayúdame a seguir siempre el camino que me tienes preparado, aunque me cueste. Que me abra a la gente. Que salga el plan del fin de semana. Te pido por todo lo que te pedí ayer. Por ellas, que estén tranquilas porque están haciendo las cosas bien. Que reciba el Espíritu Santo. Que se recupere y salga de la UCI. Que sea siempre lo que Tú quieres, y lo veamos todo con visión sobrenatural, sabiendo que quieres lo mejor para nosotros.