Skip to content Skip to footer

Madre, nuevamente, me fio de Ti. Muchas gracias por todo lo que sé, veo, entiendo o ignoro. Muchas gracias por la Divina Providencia de tu Hijo: invoca la Misericordia a favor de nosotros y de todo el mundo. Repito, ¡¡gracias, Madre!!