Skip to content Skip to footer

Madre, me llena de ilusión verte tan querida… Yo te pido por todos aquellos que no han descubierto el verdadero camino de la Fe, para que encuentren en ti el consuelo de los que nos sabemos hijos tuyos. Y yo… que te ame más, ¡cada día más!