Skip to content Skip to footer

Ayúdame, Madre, a tener mayor visión sobrenatural, y a darme cuenta de que todo lo que ocurre es porque Dios quiere que sea así. Que no me desespere al ver que las cosas no salen como me gustaría; ya las entenderé en su debido momento. Gracias por Tu ayuda, aunque a veces me cueste verla, y por ponerme a mi lado a dos joyas. Gracias también por haberla curado, y ayúdale a que su decisión sea la acertada.