Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre: tengo que pedirte un enorme favor. Una comunidad de monjas a las que quiero muchísimo necesitan hacer frente a un serio problema económico. Por favor, Madre, ayúdales para que se les solucione cuanto antes… Confiamos en Tí. Si esto sale Madre… ¡adelante!