Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre, sabía que me ayudarías, y que no nos dejarías, y así lo has hecho. Sólo danos un empujoncito más, que termine nuestra preocupación por nuestra hija. Nos has mandado un ángel para ayudarla, haz por favor que lo consiga, que mi niña vuelva a ser feliz, que vuelva a ser aquella persona cariñosa, amable… Que esté feliz alrededor de la familia. Te doy las gracias por todo lo que tengo y lo que me has dado a lo largo de nuestra vida.