Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre, porque he conseguido ver lo que quieres de mí. Te pido ayuda para que esté contenta, porque es lo que tú quieres, y fuerza para que siga adelante en todo momento. Madre mía, no me sueltes de tu mano y llévame siempre por el camino por el que tú quieres que vaya. ¡Gracias!