Skip to content Skip to footer

Madre Santa, gracias por la oferta de trabajo que recibí. Es un desafío enorme. Te pido que esto resulte sólo si es para el bien de mis hijos, de mi esposa, de mis padres, y si es la voluntad de Dios para mí.