Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre mía, aunque hay días difíciles, pensar en ti y rezar me ayuda a superarlos, gracias por el ángel que nos has mandado para ayudar a mi niña, por favor que no desfallezca… Ilumíname para que pueda aconsejar a mi hija y pueda hacer que vea las cosas, ayudarla a que no desfallezca en su trabajo y en su vida, es la misma petición que te hice cuando encendi las velas a tus pies y en mis oraciones diarias. Sé que no nos dejarás, dale fortaleza y seguridad a mi hija. Te quiero.