Skip to content Skip to footer

Al terminar la primera semana de agosto los niños de la urbanización El Tozal suben a la misa del domigo para ofrecer a la Virgen las medallas que han obtenido en las olimpiadas que organizan sus familias.