Skip to content Skip to footer

Un grupo del personal de administración de la Clínica Universitaria de Navarra al terminar su visita al santuario.