Skip to content Skip to footer

Leganés, Madrid

 

Un grupo de vecinos de la localidad peregrinaron al santuario el 30 de Junio de 2012, para depositar una réplica de la patrona de Leganés.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

Nuestra Señora de Butarque es conocida como la patrona de Leganés. Según la leyenda, la Virgen se le mostró a un molinero sobre las ruinas del poblado y le pidió un templo para él. Años después, la misma Virgen ayudaría a Juan de Austria, también conocido como Jeromín, a vencer a Selim II en la decisiva batalla de Lepanto. Cuenta la leyenda que corría el año 1117 y un molinero conocido como El Cristiano se disponía a salir de su casa para echar agua cerca de un árbol del que bebieran sus ovejas. Mientras lo hacía, vio como una figura morena se alzaba sobre las ruinas del poblado de Butarque. Cayó de rodillas y la imagen le dijo: “quiero un templo y un altar“. Acto seguido, tomó la imagen y la llevó a su casa. Al siguiente domingo, El Cristiano acudió a la Parroquia de San Salvador y le contó al cura lo que había pasado. Éste corrió a pedir consejo a las autoridades quienes, a su vez, convocaron al Consejo de Legamar. Entre todos decidieron llevar la imagen que el molinero custodiaba a la parroquia donde pudiera ser venerada en el altar. Pero a la mañana siguiente, desapareció. Todos pensaban que había sido obra de algún vecino; pero al salir el sol la Virgen regresó a la puerta del molinero. “Un templo y un altar para Mí, hijo“, le pidió cuando éste abrió la puerta. Emocionado, gritó ante el hallazgo y volvió a informar al Consejo de Legamar quienes decidieron construir la capilla que hoy conocemos como la Ermita Nuestra Señora Butarque que allí está desde 1536