Skip to content Skip to footer

Úbeda, Jaén, Andalucía

 

La Madre de Dios del Campo fue destruida durante la Guerra Civil, así como el santuario donde se encontraba, cerca de Úbeda (Jaén). En 1987 fue encontrada la cabeza de la imagen y los sacerdotes Francisco Barredo y su hermano Antonio promovieron la restauración de la Virgen y la edificación de la ermita. El cuadro que trajeron a Torreciudad el 27 de febrero de 2017 es un homenaje a los dos sacerdotes, que aparecen, ya mayores y de espaldas, en el cuadro.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

Las primeras referencias de esta ermita se remontan a 1495, año en que Pedro Sánchez Romo dona al convento de la Trinidad un palacio situado junto a ella. El templo fue reedificado entre 1738 y 1787, tardándose mucho en la ejecución de las obras por la ausencia de donativos. En él se veneraban las imágenes de Madre de Dios del Campo, custodiada por San Joaquín y San José. La ermita estaba dotada de una hospedería, cuya labor continuaría al menos hasta 1844. Con la Desamortización Eclesiástica se enajenan sus numerosos bienes, permaneciendo abierta al culto gracias a la devoción del pueblo ubetense. Su estado de conservación en 1928 debía ser regular, pues se solicita su restauración. En 1944 se proyecta la conversión de la ermita en una Casa de Ejercicios espirituales, obras que se abandonaron en un avanzado estado de ejecución. Saqueado y desvalijado de algunos de sus bienes muebles, el inmueble llegó a ser ocupado por familias de gitanos, los cuales se calentaban usando las maderas del edificio. Como colofón, en 1977 el párroco Manuel Medina dinamitó la ermita para utilizar sus piedras en la ampliación de la Ermita del Paje, quedando la iglesia sin techumbre y algunos restos de su hospedería. En 1988 se inauguró una nueva ermita bajo la misma advocación, ubicada en el paraje de La Alameda, sobre la fuente y el abrevadero.