Skip to content Skip to footer

Colombo, Sri Lanka

 

Un grupo de chicas de India y Sri Lanka que volvía de la beatificación de D. Álvaro del Portillo ofreció a Torreciudad el 29 de septiembre de 2014 una imagen de la Virgen de Colombo (Sri Lanka).

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

El origen de este santuario mariano se remonta a comienzos de 1900, cuando el padre A. Kieger, OMI, y dos católicos laicos levantaron, en 1911, una pequeña capilla dedicada a la Virgen de Lourdes, en un área perteneciente a la parroquia de Ragama. A continuación, junto a la gruta surgió también una iglesia, que supo acoger a un número de peregrinos cada vez mayor. En 1939, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, Mons. Jean Marie Masson OMI, arzobispo de Colombo, hizo un voto a la Virgen: prometió que si Sri Lanka quedaba exenta de los horrores de la guerra, él construiría en su honor un santuario votivo, y lo dedicaría a Nuestra Señora de Lanka. El país fue tocado por el conflicto, pero sólo marginalmente, sirviendo de base para las operaciones de los soldados ingleses contra Japón. En 1946, Mons. Masson obtuvo el permiso vaticano para construir una iglesia dedicada a la Virgen. En 1948, el Papa Pío XII proclamó a la Beata Virgen María como patrona de Sri Lanka. La primera piedra de la basílica nacional fue colocada en 1951, y, al año siguiente, el Papa bendijo la imagen de la Virgen, que fue trasladada al país. En 1974 se llevó a cabo la consagración del santuario. La imagen descansa sobre un Nymphaea nouchali, nenúfar de Sri Lanka, la flor nacional del país.