Skip to content Skip to footer
Los visitantes proceden de Tenerife, Palma de Mallorca, Madrid y Guipúzcoa

Centenares de personas de la tercera edad están visitando Torreciudad con Mundo Senior, una Unión Temporal de Empresas’ que engloba a Viajes Marsans, Iberia, Barceló y Halcón. Los desplazamientos, que se realizan desde Tenerife, Palma de Mallorca, Madrid y Guipúzcoa, comenzaron a principios de febrero y se desarrollarán hasta finales de junio.

Las visitas a Torreciudad incluyen la proyección del vídeo informativo, explicación de los guías del santuario, la cripta de confesonarios, las exposiciones de la historia de Torreciudad y de la biografía de san Josemaría, el retablo y la capilla del Santísimo.

Al finalizar la vista, muchas de estas personas, acuden a encender una vela delante de a Ntra. Sra. de los Angeles de Torreciudad, donde realizan sus plegarias e imploran pequeños favores.

Los comentarios que se escuchan entre los asistentes son muy variados. En este sentido, Asunción y Cecilio, matrimonio madrileño, es la primera vez que visitan Torreciudad y mientras recorren la galería de advocaciones marianas comentan que « En breve, éste santuario, llegará a ser tan conocido como los de Lourdes o Fátima ». « El retablo me ha parecido precioso y creo que hay mucha devoción aquí; dicen que la juventud es mala pero, en Torreciudad, yo he visto lo contrario ».

En el mismo grupo también viajan las heramanas Martí -Paquita y Fina- y aunque ellas estuvieron en el santuario hace tres años, « tuvimos la mala suerte de llegar cuando estaba cerrado ». Con en este viaje organizado por el Imserso han podido recorrer detenidamente todo el santuario. « En la capilla de la ‘Sagrada Familia’ tiene que ser una maravilla hacer un retiro », comenta Paquita. Su hermana dice que a San Josemaría le han pedido « una cosa muy especial », aunque prefiere mantenerlo reservado.

Ascensión, otra de las numerosas mujeres que integra el grupo, dice que quiere dejar su testimonio: « Conocí el Opus Dei a través de una mujer, Pilar González del Vall, y empecé a recibir el boletín de noticias de Torreciudad gracias a ella ». « Tenía muchas ganas de venir, rezar a la Virgen, a San Josemaría y, ahora, estoy muy emocionada de conocer este lugar », explica Asecensión.