Skip to content Skip to footer

Nuestra historia comienza en Torreciudad, cuando visité el santuario por primera vez en mayo de 2013. Yo llevaba viviendo varios años en el Reino Unido y me uní a los « Lions of the Pyrenees » (Los leones del Pirineo), un grupo de profesionales de Londres que viajan cada año al Alto Aragón. Participan en una convivencia con actividades deportivas y de naturaleza que incluye la visita al santuario, y cuando estuve la segunda vez, en mayo de 2014, comenzó un proceso de cambio muy importante en mi forma de ver la vida y de vivir la fe: ese día recé con intensidad, y le pedí a la Virgen de Torreciudad la oportunidad de conocer a una buena chica con la que casarme y fundar una familia, si esa era la voluntad de Dios. Y allí mismo, delante de su imagen, senti que Nuestra Señora había escuchado esa peticion.

Conocí a Natalia a los pocos días de regresar a Londres, y desde el principio supe que ella era la respuesta a mis oraciones. Nos casamos en Bogotá (Colombia) dos años más tarde y, desde el principio, acordamos que teníamos que volver a Torreciudad juntos. Y en este 2019, despues de tres años viviendo en Estados Unidos, hemos tenido finalmente la oportunidad de venir a darle las gracias a la Virgen y a pedirle por nuestra futura familia.