Skip to content Skip to footer

Un grupo de filipinos residentes en Barcelona vino a Torreciudad para homenajear a la Virgen de Antipolo, Nuestra Señora del Buen Viaje, una de las más veneradas en su país de origen, cuya réplica se encuentra en la Galería de Advocaciones Marianas desde 1995.