Skip to content Skip to footer

Un grupo de jóvenes universitarios y bachilleres de Pamplona participan estos días en una convivencia organizada en los alrededores de Torreciudad. Hoy han venido al santuario para honrar a la Virgen y han asistido a la Eucaristía por la mañana. Por la tarde han rezado el Rosario al aire libre en la explanada y al terminar han participado en la Bendición con el Santísimo. Después de la cena en sus alojamientos, han regresado para «rondar» a la Virgen, una costumbre de amor humano, la de cantar canciones bajo la ventana de la mujer a la que se ama, empleada para mostrar todo el cariño que estos jóvenes tienen a la Madre de Dios.