Skip to content Skip to footer

180 antiguos alumnos de los colegios de la Guardia Civil, los autodenominados “polillas”, han visitado el santuario siguiendo una ruta que les ha llevado por otros lugares interesantes del Alto Aragón.