Skip to content Skip to footer
Junto a la imagen de la Virgen de Torreciudad que está al lado del altar al aire libre, muchas personas han puesto una cinta atada a un soporte y han escrito alguno de los “nudos” de su vida: problemas, ilusiones, miedos, equivocaciones… Les anima la confianza de que Santa María es capaz de desatarlos todos. ¿Conoces a la “Virgen desatanudos”?

La llamada “Virgen desatanudos” (en alemán, Maria als Knotenlöserin, María la que desata los Nudos) es un cuadro muy singular que se conserva en la iglesia alemana de St. Peter am Perlach, en Augsburgo. Fue pintado por Johann Georg Melchior Schmidtner y data aproximadamente del año 1700. En él puede verse a María rodeada de ángeles pequeños protegida por la luz del Espíritu Santo. Se encuentra de pie pisando la cabeza de la serpiente, puesto que es una representación de la Inmaculada Concepción. Un ángel a su izquierda le alcanza las cintas anudadas y otro ángel a su derecha recoge las cintas estiradas.

Sabemos que el papa Francisco le tiene una especial devoción. El 8 de diciembre de 2011, al presidir la Eucaristía ante esta advocación en la iglesia de San José del Talar en Buenos Aires, destacó que “Dios, que derrocha su gracia para sus hijos, quiere que nos confiemos a Ella, que le confiemos los nudos de nuestros pecados para que ella se los acerque a su hijo Jesús”.

En la Oficina de Información de Torreciudad tienes cintas de diversos colores en las que puedes escribir “tus nudos”, dejar un donativo y atarlas junto a la Virgen. Ella no dejará de atender tu petición.