Skip to content Skip to footer
El V Encuentro de Amas de Casa del Somontano de Barbastro tuvo lugar en Torreciudad con la presidencia del obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Mons. Omella.

Mil mujeres participaron el miércoles 31 de mayo en el V Encuentro de Amas de Casa del Somontano de Barbastro, que incluyó una misa en el santuario de Torreciudad, con la posibilidad de ganar la indulgencia plenaria, y que presidió el obispo de Barbastro-Monzón, monseñor Omella. El programa se completó con visitas culturales y rutas turísticas por la provincia de Huesca. “El encuentro se celebra desde 1995 el último miércoles de mayo, como homenaje a la Virgen, a lo que se añade el carácter jubilar de este año”, explicó el rector del santuario, templo que celebra en estos meses su veinticinco aniversario, cuya fecha central será el 7 de julio.

En la homilía de la misa, monseñor Omella se refirió al Año Jubilar que vive la Iglesia y animó a las mujeres que llenaban el santuario a “llevar el Evangelio a cada familia y a la sociedad, porque Cristo libera de todas las opresiones y de la esclavitud que causa el mal interior”. El obispo animó a aprovechar las gracias de las indulgencias que facilita la Iglesia, y “pedir perdón no sólo por los errores sino también por los pecados que cometemos cada uno, con la humidad y dignidad necesarias para hacerlo”.

En su plegaria a la Virgen de Torreciudad las mujeres pidieron “la paz en las familias y que terminen las situaciones degradantes para la mujer: violencia -en el ámbito social y en el doméstico, discriminación en el acceso a la educación y a la cultura, y situaciones de dominación o de falta de respeto” Las participantes pidieron además “que se ofrezcan a las mujeres condiciones económicas que nos permitan elegir libremente cómo repartir el tiempo entre el trabajo y el cuidado de los niños y los miembros ancianos de la familia”. En otro momento, las amas de casa solicitaron que “se reconozca el inestimable valor de las madres como las mayores formadoras de capital humano, y se favorezca en la legislación y en las políticas, tanto del sector público como del sector privado”.

El encuentro contó también con la participación del alcalde de Barbastro y presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Ana de Salas y la escritora Angeles de Irisarri. El programa del Encuentro incluyó una charla-coloquio sobre “La mujer en la historia de la literatura”, visitas turísticas en la provincia de Huesca y la presentación de flores y frutos, procedentes entre otros puntos de Pamplona, Tarrasa, Barcelona, Murcia y numerosas localidades y ayuntamientos aragoneses.