Skip to content Skip to footer
El concertista y compositor holandés Piet Kee clausuró anoche el VI Ciclo Internacional de Órgano Música Sacra, que se ha celebrado durante el mes de agosto en el santuario de Torreciudad, como homenaje a Bach y en conmemoración del 25 aniversario de la inauguración del centro mariano.

Tanto Piet Kee como los demás participantes en el Ciclo –Torrent, Mendive y Kalejs- incluyeron en sus actuaciones obras de Bach, «con una respuesta muy alta de público, en torno a las trescientas personas por concierto», según el rector del santuario, «lo que evidencia la actualidad del genial compositor alemán», añadió. El Ciclo contó con la colaboración del Gobierno aragonés y de la Diputación Provincial de Huesca. Según Kee, «la figura de Bach es fascinante y supone una gran alegría participar en este homenaje a una figura que con su muerte corona una etapa de música antigua y abre otra, marcada por lo moderno y la aplicación de la industria a la música». Kee considera a Bach «el padre de todos los desarrollos musicales de los últimos 250 años».

Kee, que posee el legendario «tulipán de oro» por obtener en tres ediciones sucesivas el primer premio del Concurso Internacional de Improvisación de Haarlem, dijo también que Bach «es un artesano de lo antiguo y un modernista con los nuevos métodos, aunando lo tradicional y lo moderno». En relación al futuro de la organística, el concertista holandés manifestó en Torreciudad que «me encuentro esperanzado», «ya que al ámbito religioso propio de la música de órgano, y que hay que potenciar, se añade cada vez más una vía civil, que abre grandes posibilidades a los profesionales». Según Kee, es necesario apreciar que esta música «no es aburrida, que hay que apreciar», y que «el órgano es un instrumento muy útil para la música actual».

En su primera visita al Altoaragón, Kee destacó el gran órgano del santuario de Torreciudad, con tres teclados manuales y 4.072 tubos. «Es muy interesante –dijo- considerar la magnífica arquitectura del templo y cómo está todo centrado y orientado hacia el altar». Piet Kee, que ha sido titular de los órganos Müller de San Bavo (Haarlem), y Schnitger de San Lauren (Alkmaar), interpretó en Torreciudad a C. Ph. E. Bach, Scarlatti, Krebs y J.S. Bach. Para la conmemoración del compositor alemán, Kee seleccionó Pièce d’orgue (Fantasía en sol mayor, BWV 572) y varias obras del Orgelbüchlein (pequeño libro de órgano escrito por Bach para la formación organistica de sus hijos) y del Clavier-Übung (misa luterana de Bach).