Skip to content Skip to footer

Si quieres dejar tus impresiones sobre el encuentro en Torreciudad, del pasado sábado 8, escribe un mail a: info@torreciudad.org

7. Quiero agradecer la atención recibida en el botiquín instalado para este día, por la doctora y la enfermera que allí estaban.

El viernes pasado fui al dentista para que me extrajeran una muela del juicio que estaba rota. Al día siguiente durante la Santa Misa en la explanada de Torreciudad empecé a notar que estaba sangrando. La médico que me examinó comprobó que se había soltado uno de los puntos de sutura. Inmediatamente procedió a coser la herida.

Le agradezco lo bien que lo hizo y gracias a eso pude permanecer en el Santuario hasta la finalización de los actos. Atentamente, RIGO

6. Yo también quiero dar las gracias a la Virgen y a las personas que, junto a mí, recorrieron 1.800 km. para estar en la Jornada de la Familia. A las ya nombradas y a Oscar y Mamen, que han sido incondicionales e insustituibles en el magnífico ambiente que se ha creado. He tenido la suerte de vivir estos días con vosotros. Ha sido un regalo. Entre risas, apuros, rezos, tapas y esperas… ha destacado vuestra valía. Disfruto pensando en vosotros, en vuestras familias. Allí, donde ahora os mováis estáis contagiando a otros. A la Virgen de Torrecuidad le pido por cada uno y para que volvamos el próximo año.

5. Sin verbo elocuente espero que se me entienda: Primero, lo que más me gustó fue la sensación de que como cristiano no estoy solo; segundo, no nos hemos aburrido ni yo ni mi familia en ningún momento. El Sr. Echevarría, con su estilo cercano y de fácil compresión, nos entretuvo a la vez que transmitía una comunión de alegría cristiana que, sobre todo insisto, hace mucha falta, que los que llevan el predicado sean tan valientes y animosos como este Sr. Echevarría… Las Iglesias están tristes faltan personas con este carisma que transmitan la alegría de Dios. Un saludo y muchos besos. Nacho Insunza y familia

4. “Hemos venido a presentar a nuestra hija de 21 meses y ponerla bajo la protección de la Virgen de Torreciudad, agradeciéndole habernos concedido este don. Se hizo esperar, pero ahora está aquí plena de vida y dispuesta a ser la mayor de los hermanos que vengan”. Matrimonio López Vázquez procedente de La Coruña, durante las ofrendas.

3. Me llamo Margarita C. y organicé un autobús con peregrinos de Vigo. El motivo es agradecer mucho todo su esfuerzo, organización, cariño… Tanto yo como las demás personas los del bus estamos muy gratamente impresionados. Incluido el conductor, que me comentó que le había impresionado dos cosas: La organización tan perfecta, casi al milímetro, y la cantidad de familias jóvenes con niños. En concreto, lo decía al ver un matrimonio con dos carritos de gemelos cada uno. “Y estaban tan contentos, yo que sólo tengo una hija, por mi culpa, ya que la mujer quería más, pero por mi culpa…” Muchas gracias por darnos ese gran testimonio de fe y de buen humor. Sigan sembrando esa buena semilla de esperanza. Me gustaría saber la fecha de la próxima jornada para programarlo todo con tiempo. Pensamos repetir. Gracias de nuevo y mucho ánimo.

2. Queridísima Madre: Qué dolor siente mi alma por no poder estar ahí en esa Jornada de la Familia, sabiendo que es mi mayor ilusión. Pero, por circunstancias de la vida, estoy obligada a hacer este sacrificio demasiado grande.¡No es justo! Sandra.

1. Queridos amigos : De vuelta en casa (Madrid), repensando los actos de Torreciudad volvemos a saborear las horas pasadas en compañía de la Virgen y se nos hacen patentes los dulces sacrificios de tantos de vosotros a favor de nuestra felicidad y la de todos. Todo escondido, en silencio, sois fenomenales. No hay duda de que los buenos resultados obtenidos se deben en buena parte a vuestra colaboración. Nosotros, os felicitamos –aunque no deberíamos hacerlo- y encomendamos vuestras obras. La Virgen también ha recogido estas encomiendas que h