Skip to content Skip to footer
La utilización de la informática y de Internet tiene un gran horizonte para la evangelización, «sobre todo en países en vías de desarrollo, donde las comunicaciones tradicionales son difíciles». Ortuño, sacerdote y experto en este campo, explicó en Torreciudad estas posibilidades.

Ortuño señaló que «sigue en aumento el número de personas que plantean por correo electrónico consultas de contenido espiritual en el servidor de la Iglesia Católica en España, hasta alcanzar las quinientas consultas mensuales, en un trabajo de asesoramiento que realizan dos sacerdotes del Arzobispado de Madrid. Según Juan Pedro Ortuño, «estas consultas de contenido espiritual proceden sobre todo de países latinoamericanos, como México y Argentina, y también desde Estados Unidos. Los españoles van en aumento, pero se nota que estamos aún en los comienzos de Internet». Dijo también que «se aprecia una demanda social de consejo y asesoramiento espiritual, junto a consultas muy específicas de contenido jurídico».

«Por supuesto, los usuarios cuentan con una estricta confidencialidad». Las consultas pueden hacerse a través de la web del Arzobispado de Madrid y de la Red Informática de la Iglesia Católica en América Latina (RIIAL), Red que patrocinan el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales del Vaticano y el CELAM (Conferencia Episcopal Latinoamericana), con cerca de treinta millones de usuarios que utilizan sus servicios. Ortuño aclaró que «este servicio de consultas no sustituye al sacramento de la penitencia ni al confesonario, pero es evidente esta necesidad de formación doctrinal y espiritual, y muchos buscan en Internet como salir de dudas y de situaciones dramáticas».

La denominada RIIAL cubre todo el ámbito latinoamericano, los estados norteamericanos de habla hispana e Italia, España y Portugal. Todos los países integrados en la red lo hacen de manera voluntaria, a través de sus conferencias episcopales y de las diócesis. Por ejemplo, en Perú –que es donde más se ha extendido la red informática llegando a todas las diócesis- había la posibilidad de llegar a pueblos perdidos, que no tenían ni luz ni agua. Técnicos de la RIIAL diseñaron un sistema que a través de grandes baterías y por radio, podían recibir información por correo electrónico. Es decir, se ven las necesidades de cada sitio y se pone la ayuda a disposición.

Este sacerdote y comunicador afirma que la RIIAL «es un instrumento evangelizador de primera categoría, que tiene como principio inspirador la informática y todo lo que conlleva. Los programas se diseñan para diócesis o para particulares, con programas de formación, publicidad, distribución de documentación, redes que se van montando con el asesoramiento de estos técnicos… Aprovechamos que Internet tiene la gran facilidad de que es un instrumento de comunicación que se constituye en seguida en una red de primer orden». Juan Pedro Ortuño explicó también la inmediata puesta en marcha en septiembre de un portal católico, impulsado por la Conferencia episcopal española, el Arzobispado de Madrid y Planalfa, uno de los servidores de la Iglesia Católica en España. Se refirió también al futuro canal diocesano de TV, «pendiente de la promulgación de las normas para TV digitales locales», y que tendrá cobertura en la comunidad autónoma de Madrid.