Skip to content Skip to footer

Un grupo de familias originarias de la República Dominicana y residentes en Barcelona han peregrinado hoy a Torreciudad para traer una imagen de la Patrona de su país, la Virgen de Altagracia. El cuadro fue bendecido por el obispo de Santo Domingo, capital de esta pequeña nación, en la propia catedral, y ha viajado cruzando el Atlántico hasta quedar en la galería de advocaciones marianas del santuario. Durante su estancia, los peregrinos han realizado una visita guiada, han participado en la Santa Misa y han asistido a la proyección del vídeo-mapping «El retablo te cuenta».