Skip to content Skip to footer extreme-bondage.cc

COMPROMETERSE, UN PLAN DE VIDA

Antonio María Ramírez acaba de publicar su tercer libro de espiritualidad, resultado de la experiencia acumulada en los últimos años atendiendo a centenares de peregrinos en su trabajo diario en el Santuario de Torreciudad, así como desde su labor pastoral dirigiendo cursos de retiro espiritual por España a todo tipo de personas.

Cada lunes habla sobre un tema nuevo, extractos de sus apuntes personales, ahora presentados en formato de libro, para que los lectores puedan dirigirle comentarios durante estos encuentros semanales. Para adquirir el libro o dirigirse al autor puden escribir a: info@torreciudad.org
________________________

CAPÍTULO V: SANTO ROSARIO

2.La Esclava del Señor
Después de que el Ángel aclarara el modo en que sería madre sin dejar de ser virgen, la Virgen María dijo: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” . La criatura más prodigiosa después de Dios sólo quiere ser esclava. ¿Será esclavitud a esa cadena de cincuenta Ave Marías que me unen a la Virgen? que jamás sienta como un peso rezar el Santo Rosario. La devoción la Virgen ha llevado a los cristianos a tener la convicción de “jamás se ha oído decir que María haya desatendido una petición de sus hijos.

Hablar de lo que más amamos a todos nos gusta, pero se trata aquí de ayudar a todos los que se sientan llamados a una mayor exigencia en su vida cristiana, a todos los que sean capaces de comprender que el mal se ahoga con abundancia de bien, a todos los que estén dispuestos a sentir la responsabilidad de ayudar a los demás. Como es preciso entender que es la Virgen la que nos lleva a Jesús, adjunto testimonios santos.

San Josemaría dio a la imprenta cerca del comienzo de la historia de la Prelatura personal de la Santa Cruz y Opus Dei, un texto breve pero dulcísimo, con ilustraciones piadosas y simples: “El Santo Rosario”. En la introducción de una de sus numerosas ediciones, fechando el texto en Roma en 1968, al cumplirse los 50 años de la fundación del Opus Dei, escribe: “Como en otros tiempos, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer en nuestra lucha interior y para ayudar a todas las almas. Ensalza en tu lengua a Santa María: reparación te pide el Señor, y alabanzas de tu boca. Ojalá sepas y quieras tú sembrar en todo el mundo la paz y la alegría, con ésta admirable devoción mariana y con tu caridad vigilante”

La ayuda, la intercesión y la misericordia de Santa María, traducida en muchísimos rezos del santo rosario pueden hacer más explicable la extensión de la labor de la Prelatura del Opus Dei por todo el mundo, que a su vez también ha difundido las devociones marianas en ambientes alejados de la Iglesia.

Probablemente la objeción que todos hemos sentido cuando se nos aconsejó el rezo del rosario, fue que se nos hacía monótono, que nos cansaba decir siempre lo mismo. La mejor respuesta a ésta actitud, está en el texto siguiente “¿Quieres amar a la Virgen?- Pues ¡trátala”. ¿cómo?. Rezando el Santo Rosario de Nuestra Señora. Pero, ¡en el Rosario decimos siempre lo mismo! ¿Y no se dicen siempre lo mismo los que se aman?…¿Acaso no habrá monotonía en tu Rosario, porque en lugar de pronunciar palabras como hombre, emites sonidos como animal, estando tu pensamiento muy lejos de Dios?- Además, mira: antes de cada decena se indica el misterio que se va a contemplar.- Tú ..¿Has contemplado alguna vez éstos misterios?

Empezar poco a poco; algunos días, en la meditación, por la mañana o por la tarde, considera la escena de un misterio; hazte un personaje más del suceso, deja correr la imaginación, ve en la escena a quien amas, míralo como miran las madres, intenta tener en la mente como una “postal de colores” de cada misterio: cada vez descubrirás nuevos detalles en Beéen o en Caná o en Getsemaní.

Otro modo de darle viveza es poner una intención en cada misterio: tu mujer, tus hijos, el trabajo, la oficina, la salud. Intenciones de asuntos que necesitas; pide ay