Skip to content Skip to footer
La conjunción de instrumentos melódicos con el órgano es uno de los rasgos más característicos de la XX edición del Ciclo Internacional de Órgano de Torreciudad que se celebrará durante el mes de agosto, unido al festival “Clásicos en la Frontera”.
El ciclo está organizado por el Departamento de Música del
santuario, y con el tiempo se ha constituido en un referente de los ciclos
musicales de Aragón durante el periodo estival, con reconocida calidad
artística, larga tradición y arraigo popular.
El repertorio elegido para las cuatro actuaciones
abarca desde el Barroco hasta la actualidad, y aunque el protagonismo corresponde
siempre al órgano, la experiencia de estos veinte años ha demostrado que el
público agradece cada vez más actuaciones en las que se combine con otros
instrumentos. En esta edición el programa ofrece entre sus propuestas un
quinteto compuesto por flautas de pico, violines, violonchello y continuo, y
dos dúos formados por órgano y viola, el primero, y arpa y órgano, el segundo.
El ciclo se inaugura el viernes 8 de agosto con el
organista titular de la iglesia arciprestal de San Esteve del Principado de
Andorra, Ignacio Ribas. Natural de Valencia, ejerce su actividad pedagógica en
este país y desde 1999 es director artístico de su Festival Internacional de Órgano.
El programa que interpretará está basado principalmente en autores
contemporáneos del siglo XX como Vasks, Usandizaga, Bossi o Mulet, aunque
también habrá lugar para el español Soler (s. XVIII) y su brillante Concierto
nº 6, obra escrita para dos órganos ya interpretada en Torreciudad con los dos
instrumentos de que dispone el santuario; Ribas afrontará el reto de tocarla en
solitario.La apuesta por los valores del territorio vendrá de
la mano del quinteto “El Trovar”, de Zaragoza, que ofrecerá el segundo
concierto el sábado 16 de agosto con un repertorio centrado en los siglos XVI y
XVII y dividido según la dinámica de las obras. En él destacan compositores
poco habituales en este tipo de programas como es el caso de los italianos Cima,
Bassano, Monteverdi o Rognoni. Esta actuación se vincula tradicionalmente a la
cercana festividad de la Virgen de Torreciudad y forma parte de la exitosa serie
que el grupo está llevando a cabo por la provincia de Huesca.

Daniel Ibáñez, violista, y Maite Aranzabal, organista
titular de Torreciudad, actuarán el viernes 22 de agosto. Ibáñez nació en
Larraga (Navarra), es sobrino del prolífico compositor Jesús María Muneta y
actualmente es viola de la orquesta del Teatro de Darmstadt (Alemania). Aranzabal
es natural de San Sebastián, y su formación está vinculada a grandes maestros
del órgano como Montserrat Torrent (España), Michel Bouvard (Francia), Martin
Strohhacker (Alemania) y Guido Iotti (Italia). El repertorio preparado recorre
los siglos XIX y XX con una especial atención al compositor navarro Iturralde
(n. 1929), cuya música de estilo moderno constituye una mezcla de estilos con
pasajes bellísimos, mucho ritmo, un toque de jazz y el potente colorido que la
variedad de registros del órgano permite aportar.

Finalmente, la clausura será el viernes 29 de agosto y correrá a cargo
del dúo formado por los músicos franceses Isabelle Lagors (arpa) y Christian
Ott (órgano), matrimonio que ha grabado ya siete CDs con música para ambos
instrumentos. Lagors es profesora de arpa en el Conservatorio Nacional de Cergy
Pontoise (Francia), y simultanea la docencia con su actividad concertística
como solista, en música de cámara y orquesta. Ott, por su parte, es profesor de
órgano en dos conservatorios de París, actividad que hace compatible con la de
concertista a nivel