Skip to content Skip to footer

Los nuevos espacios museográficos del santuario ofrecen varias proyecciones audiovisuales en las que la música juega un papel de gran importancia a la hora de reforzar el impacto que los contenidos dejan en los visitantes. Playmedia, la agencia de marketing experiencial que diseñó y ejecutó la nueva museografía, confió la parte musical del proyecto al prestigioso compositor y pianista Albert Guinovart, autor de excelentes obras y solista de renombre. En relación con el cine, destaca su colaboración en la orquestación de la oscarizada banda sonora de la película «The artist».

Aunque Albert ya conocía Torreciudad, las circunstancias sanitarias le habían impedido conocer en primera persona el resultado final de su trabajo, y hoy ha podido cumplir su deseo. «He venido con mucha ilusión —nos ha comentado-, y la verdad es que el conjunto resulta impresionante, estoy muy contento». Durante muchos meses desarrolló su tarea de composición junto al equipo de guionistas y creativos de Playmedia, «procurando que la música contribuyera a dotar de emoción profunda la transmisión del mensaje, y en mi modesta opinión, creo que se ha conseguido». Para él, el componente musical resulta fundamental a la hora de humanizar la comunicación, «también cuando se emplean estas formidables tecnologías de última generación que vemos aquí en Torreciudad».

Guinovart ha compuesto varias obras de temática religiosa: Misa brevis, Gloria, Te Deum, Requiem, Dixit Dominus… «Creo que la música puede acercar a Dios -afirma-, de hecho, es el arte por excelencia para la espiritualidad, para cualquiera de ellas». Subraya que es un camino que tiene muchos siglos de existencia, y se siente inspirado para realizar nuevas aportaciones de calidad. «Ahora, por ejemplo, voy a hacer el Cant de la Sibil·la, para la catedral de Barcelona. La verdad es que estoy muy satisfecho de haber trabajado para este proyecto de Torreciudad».